Villarrobledo huellasdevidavillarrobledo@gmail.com 659.643.214 / 606.882.029

¡Esteriliza!

 

A veces no es una decisión sencilla, pero la esterilización es la única solución viable para el grave problema de superpoblación animal, evitando que cada día decenas de animales sean cruelmente abandonados y atropellados, enfrentándose diariamente a la enfermedad, el hambre y la indiferencia.

Existen conceptos equivocados sobre la sexualidad y la reproducción de los perros y gatos en nuestra sociedad, esta falta de información lleva a la reproducción innecesaria de las mascotas y al mismo tiempo a la superpoblación.

La esterilización es un método quirúrgico que ayuda a evitar en forma eficaz, segura y al 100% la reproducción indiscriminada o no deseada de una perra o un perro. Sin olvidar que también es el método más acertado para evitar que algunas enfermedades hereditarias en los perros continúen propagándose.

npcecwx6-d0-andrew-branch_bj

Desgraciadamente existen demasiadas falsedades y mitos que no benefician  a la toma de decisión de llevar a cabo está práctica, tales como, la creencia de que las perras debían tener cachorros antes de ser esterilizadas. Esto es sólo una consecuencia trasladada de los seres humanos, puesto que antes se creía que las mujeres debían tener un hijo antes de ser operadas para evitar el cáncer uterino o de seno. Actualmente los estudios en medicina humana han demostrado que esto es falso. O la idea de que los trastornos hormonales y de masculinización se sufren en las mujeres cuando al ser operadas se les extrae completamente los ovarios. En las perras esto no ocurre, ni sufren alteraciones hormonales ni se vuelven machos.

Los machos no se van a convertir en afeminados, simplemente se van a volver más tranquilos y optarán por una vida más sedentaria, no tendrán la necesidad de escaparse de casa ni pelearse con otros perros por reproducirse.
¿QUE ES LA ESTERILIZACIÓN?
En el caso de las hembras consiste en la extirpación de los ovarios y/o el útero (ovariohisterectomía), para el caso de los machos considera la extirpación de los testículos (orquiectomía).

Debido a que será necesaria una anestesia general hay que mantener a la perra en ayuno las 8 ó 12 horas previas a la cirugía.

Se puede realizar en hembras y machos a partir de los siete meses de edad,  Si se realiza posteriormente al primer celo, el momento ideal es el Período de Anestro, es decir, 3 meses después de haberse terminado los signos característicos de celo en la perra.
PRINCIPALES VENTAJAS
1. Elimina definitivamente el celo y la reproducción, además de todas sus consecuencias, como secreción sanguinolenta vaginal cada 6 meses, embarazos psicológicos (pseudogestaciones), vagabundeos, irritabilidad y peleas. En el caso de las hembras caninas, evita la constante presencia de machos que la merodean, y en el caso de los gatos, la costumbre de marcar territorio con su orina.

2. Controla la reproducción indiscriminada.

3. Modifica patrones conductuales como: escapadas, peleas entre machos, disminución de la agresividad (algunos  no desaparecen al 100% del perro, es necesario apoyarlos con una terapia de conducta).

4. Evita la aparición de enfermedades como: neoplasias testiculares, prostatitis (Inflamación de la próstata por un absceso), etc.
5. En las hembras, se reducen ciertas enfermedades relacionadas con la reproducción y los partos, como la mastitis, el cáncer de mamas y las piometras (infecciones del útero). Si la cirugía se realiza antes del primer celo las probabilidades de tener un cáncer de mama son casi nulas.
6. Se reduce indirectamente el riesgo de enfermedades transmisibles al hombre, como la tiña o sarna (zoonosis) .
RECOMENDACIONES POST-OPERATORIAS

Su período de recuperación es de aproximadamente 10 días, con un riesgo muy bajo de complicaciones, permitiéndoles llevar una vida perfectamente normal y manteniendo intactas las cualidades del animal.

1. El perro, sobre todo las hembras no deben hacer mucho ejercicio durante los siete días posteriores a la cirugía.
2. Debido a las molestias postquirúrgicas, durante 2 o 3 días es de esperar un ánimo menor al habitual y falta de apetito, debido a la sensación nauseas..
3. Se produce una irritación producida por el tubo anestésico en la garganta, por lo que es probable que la perra tenga tos durante un par de días.
4. En el caso de las hembras, para evitar que la perra pueda quitarse los puntos de sutura antes de tiempo hay que usar una collar isabelino. Se retira la sutura de la piel a los 10 días.

Un animal esterilizado disminuirá su ejercicio y optará por tener una vida un poco más sedentaria, por lo tanto será normal que tienda a subir de peso más fácilmente, por lo que es importante ajustar la dosis recomendada de alimento a la nueva forma de vida.
Cuantas veces hemos escuchado historias de heroicos animales que han salvado la vida de un humano, cuántas tardes nos las hemos dedicado a caminar o sólo a acariciar a nuestras mascotas, y cuánto alivio hemos encontrado en esos pequeños momentos.
Ellos siempre están ahí, y muchos personas en agradecimiento los llevan a las perreras, piden que los duerman con la excusa de no poder hacerse cargo de ellos los abandonan a su suerte en medio de calles con mucho tráfico, depositan a sus cachorros en cajas de cartón para que se los lleve la basura, o los llevan a alguna asociación protectora.

Ellos han estado con nosotros desde hace más de 10.000 años, siendo animales sagrados en muchas culturas (incluyendo la nuestra), y según se dice de los perros, han sido grandes socios en nuestra evolución, pues gracias a ellos nuestros ancestros primates tuvieron la oportunidad de desarrollar habilidades, mientras sus amigos caninos los vigilaban para evitar fueran devorados por algún depredador mayor.

Es un buen momento para reflexionar y pensar si queremos permitir que estos compañeros sigan sufriendo por nuestra culpa e irresponsabilidad, actos de crueldad y barbarie como las campañas de desperrización o los abandonos que con regularidad se llevan a cabo en determinadas épocas del año, sobre todo en animales utilizados para la caza.