¿Qué es adoptar?

Adoptar es una de las decisiones más importantes en las que uno se debe parar, para valorar y reflexionar. Uno debe ser consecuente con su decisión, adoptar a un perro es ser consciente que desde ese momento, ese animal que vas a introducir en tu vida, en tu día a día, te va a dar mucho, pero mucho…Mucho cariño, mucha energía, mucha vitalidad y también mucha realidad. El amor de un perro hacia su familia, es comparable al amor de una madre a un hijo. Es real, sincero, fiel, incondicional, verdadero y es de por vida.

Por eso, adoptar un perro es una decisión de valientes, en una sociedad donde el compromiso y la lealtad son valores, que cada día están más en desuso.

Tomar la decisión de adoptar a un perro es ser una persona valiente, atrevida, sensata y con valores, capaz de darle el valor necesario para aceptar que la vida te va a cambiar y casi siempre para mejor.

Cuando compras un perro, el propio gasto o dinero invertido ya le da un valor a esa acción, pero es un valor monetario solamente. El perro en sí es el mismo, comen lo mismo, duermen las mismas horas, dan el mismo cariño y se comunican de la misma forma.

Cuando adoptas un perro el valor es mayor, porque no es un valor económico, sino un valor de compromiso. El perro en sí es el mismo, pero cuando lo adoptas, “lo liberas” para darle una calidad de vida y eso ellos lo agradecen eternamente. Eso, eso es de buenas personas.

¿Cómo puedo adoptar un perro?

Elige bien, pierde tiempo en informarte de sus circunstancias, de su personalidad, de su energía. Una vez estés decidido, la protectora  estará encantada de informarte y asesorarte para que lo puedas tener a la mayor brevedad posible en casa.  

Los comentarios están cerrados.